Tengo una bicicleta electrica

hoy tengo una bicicleta electrica

¡Oh Una bicicleta verde pasto!, con asiento color café como los dulces que me tanto me encantan.

 

Recuerdo muy bien aquel día, mañana de domingo en Chapultepec en compañía de mi papá. Una gran aventura, el tiempo se detuvo y solo éramos mi papá, yo, y una bici preciosa que me rento para que aprendiera a andar en ella.

 

¿Miedo?… ¡Sí y mucho!, con el estómago revuelto montado en la bicicleta, mi padre atento; ayudándome a mantener el equilibrio.

 

Mis primeros pedaleos, con voz firme y enérgica papá diciéndome en tono serio… “No tengas miedo; tu puedes hacerlo, aquí te cuido”

 

Uno, dos, tres pedaleos; tambaleante pude cubrir mis primero metros, mis primeros intentos, mi primera vuelta a Chapultepec completita, claro con papá corriendo detrás de mí sujetándome del asiento.

 

¡Una vuelta más papá!, y ahí vamos de nuevo. Ya con mayor confianza aumentaba la velocidad y notaba que a mi padre le costaba trabajo seguirme el paso, mis risas las suyas y un silencio…

 

Un grito a mis espaldas ¡Sigue así no te detengas… ¡Vamos tu puedes!

 

Y vaya que pude, mis primeros 20 metros pedaleando sin ayuda, acompañados de esa gran sensación de gusto y libertad.

 

bikeon opengraphHoy tengo una bicicleta eléctrica, y es mi mejor compañera y uno de los mejores medios para transportarme a través de la ciudad, de casa al trabajo, del trabajo al gym, del gym a la escuela, de la escuela a casa. Pedaleando siempre con gusto.

Todos los días recuerdo a mi padre.

Bicicletas Eléctricas en México

bicicleta electricabicicletas electricas

Comentarios desactivados