Patología del ciclista

FOTOS BLOG NINI CUI 3

En todos los deportes se pueden presentar lesiones, pero definitivamente el beneficio que estos nos traen, superan por mucho los riesgos a los que nos exponemos, en base al tipo de actividad física realizada, corresponde a las probables lesiones a las que pueden enfrentar los deportistas.

 

“Dime que deporte quieres practicar y te diré que lesiones tendrás…”

 

Dentro de los millones de aficionados al ciclismo, frecuentemente presentan ciertos padecimientos relacionados a la constante flexión y extensión de las articulaciones de la rodilla, la cadera y el tobillo, además de la posición de la columna, principalmente a nivel lumbar y cervical (de acuerdo al tipo de bicicleta), sin dejar de lado la muñeca en los micro impactos que sufre y que se transmiten de forma indirecta al codo y al hombro.

 

También es importante no dejar de lado los factores del entorno, los cuales influyen desde el tipo de ciclismo que practicamos, como la velocidad, la superficie (asfalto o montaña), etc. Todo esto hace que el ciclismo no esté exento de lesiones. Son relativamente frecuentes dolencias que requieren un abordaje terapéutico no habitual y que son motivo de frustración para el ciclista, pues en muchas ocasiones evolucionan lentamente o pueden ser recurrentes.

 

En el ciclista, los estudios biomecánicos para una adecuada postura y/o el ajuste de la bicicleta por personal capacitado pueden ser esenciales para prevenir ligeros dolores posturales hasta lesiones de gravedad.

WhatsApp Image 2020 10 26 at 4.09.52 PM 1

Las lesiones más frecuentes en el ciclismo se pueden dividir básicamente en cinco tipos:

1.      Lesiones traumáticas:

Estas lesiones son las más frecuentes y normalmente las de mayor gravedad, constituyen la mayoría de las lesiones del ciclista y pueden afectar a cualquier región anatómica en forma de fracturas, luxaciones, etcétera.

Hay dos tipos de ciclistas: los que no se han caído y los que se van a caer

El riesgo de accidente por caída es mayor que en deportes como el fútbol o el baloncesto. La localización más frecuente de las lesiones traumáticas derivadas de caídas es en miembros superiores, y la gravedad de la lesión depende frecuentemente de la velocidad al momento del accidente, teniendo como ejemplos: luxaciones de hombro, fracturas de clavícula, contusiones o fracturas en el codo, esguinces o fracturas muñeca. Al igual que las fracturas en costillas, más frecuentes en mayores de 40 años. Mientras que en los miembros inferiores, la rodilla es la que más daño sufre, principalmente por contusiones, aunque en ciclistas con zapato de anclaje rápido también el tobillo puede ser propenso a esguinces.

Los traumatismos craneoencefálicos (TCE), con o sin pérdida de conocimiento asociada, son los accidentes que revisten mayor gravedad tras una caída, seguidos de los traumatismos torácicos y abdominales. Pueden llegar a suponer el 2% de las muertes que se producen cada año en la carretera.

La incidencia de lesiones a nivel de la cabeza ha disminuido últimamente debido a la obligatoriedad de usar casco en pista o en ciudad, siendo menor la frecuencia de TCE en el ciclismo de montaña, debido a que frecuentemente en esa rama los ciclistas usan con mayor frecuencia el casco. En esta modalidad es la rodilla la localización más frecuente de lesiones.

 

  1. Mecano-posturales.

Existen dolores corporales secundarias a una mala higiene postural (una mala posición al practicar el ciclismo), una mala posición sostenida y constante lleva a una fatiga muscular y por ende dolor e inflamación, como ejemplos comunes tenemos las cervicalgias (dolor de cuello), dorsalgias (dolor a nivel dorsal) y lumbalgias (dolor en columna lumbar), túnel del carpo (por hiperextensión de la muñeca), dedo en resorte (por la inflamación de las poleas o vainas sinoviales de los tendones flexores de los dedos)  epicondilitis del codo (por la fatiga en los músculos flexores o extensores de la muñeca), fascitis plantar y metatarsalgias (por sobre carga o por una posición inadecuada del pie sobre del pedal), síndrome piriforme(por compresión del nervio ciático y del musculo piriforme) etc.

Por este motivo es importante seguir las siguientes recomendaciones:

  • Relacionado al asiento:
    • La altura adecuada del asiento debe permitirnos que la rodilla oscile entre un ángulo de 70º grados cuando está flexionada con el pedal arriba, y 150 grados cuando está extendida pedal abajo, llegando a estar casi estirada, Si tienes que mover la cadera para mantener el talón en el pedal, el asiento está muy alto, esto también guarda relación con el largo de las bielas.
    • Es importante que la rótula no sobrepase el pedal cuando la rodilla está flexionada. Así evitamos el excesivo roce del cartílago rotulando sobre la tibia y el fémur y la sobrecarga del tendón del cuádriceps, esto puede ocurrir por adelantar o por tener un asiento muy bajo.
    • El asiento ha de estar siempre horizontal, nunca inclinado, nos ayuda a aligerar la presión perineal. Si está inclinado hacia arriba comprime el periné y puede darnos molestias a nivel del mismo y de la zona de la próstata por compresión de la misma.
    • Una posición retrasada del asiento, que causa un aumento de la curvatura lumbosacra y, por ende, un aumento de tensión lumbar.

 

  • La colocación de los pies:
    • Los fallos que solemos cometer es pedalear haciendo fuerza con el centro del pie. Apoyamos el pedal en el puente en el centro de la planta del pie en el hueco que suelen tener los zapatos a este nivel. En cambio, la posición correcta para ejercer la fuerza del pie sobre el pedal es con la parte distal o antepie, con las almohadillas de las cabezas de los metatarsianos.

 

  • El manillar:
    • El manillar no sólo ha de ternera una posición adecuada sino también una forma correcta. Dependerá del tipo de bicicleta, podemos tener bicicletas de postura erguida como las de paseo, playeras, las bicicletas urbanas tipo holandesas e inglesas. O bien de posición más o menos inclinada como las de montaña, ruta, pista o freestyle. En bicicletas erguidas, ha de permitirnos que se mantenga la curva fisiológica de la espalda. Cuanto más inclinada es la bicicleta, aumenta el ángulo del hombro y la columna, pero nunca ha de superar los 90º, ya que generan mucha tensión en los brazos y espalda, se nos sobrecargaran los hombros y el cuello. También las muñecas si cargamos demasiado peso en el manillar al ir demasiado inclinados hacia delante. Con la altura y distancia del manillar evitamos tensión en las muñecas, codos, hombros y cervicales.

 

  • Las muñecas
    • La colocación de las muñecas va a evitar que los nervios de las muñecas queden estirados o comprimidos, evitando lesiones a largo plazo, así como la distribución del peso sin sobrecargar demasiado las articulaciones de la mano. Hay que evitar la hiperextensión de la muñeca, así como las flexiones laterales, sobre todo la radial. Para ello es importante el tipo de manillar que elegimos y la empuñadura del mismo, así como su altura y distancia del sillín que ya hemos visto.

 

La mejor forma de prevenir estas dolencias, es realizar una adecuada adaptación a la bicicleta supervisada por un especialista, realizar maniobras de estiramiento y calentamiento previo al ejercicio, realizar movimientos o cambios posturales durante viajes largos, y cuidar la adecuada presión de los neumáticos.

 

Mantener un adecuado acondicionamiento muscular también juegan un papel fundamental en evitar estos padecimientos, por ejemplo: el fortalecimiento de los músculos abdominales y lumbares puede ayudar a tener una mayor resistencia en estos mismos y prevenir o evitar lumbalgias.

 

3.      Tendinopatías en el ciclismo

La función mecánica de un tendón es transmitir la fuerza que realiza el músculo al hueso para mover la articulación. Las tendinopatías constituyen una de las patologías más frecuentes en ciclismo, sobre todo cuando se realiza con cierta intensidad y duración, debido a una sobrecarga mecánica, aunque también ocurren cuando se practica de forma recreacional, laboral, o en deportistas no profesionales, normalmente debido a un sobre esfuerzo esporádico al que el cuerpo no está acostumbrado habitualmente.

La tendinopatías rotuliana es la más frecuente. En el tendón rotuliano, se producirá dolor ya sea en el polo inferior de la rótula, o en su inserción distal, en la tuberosidad tibial. Como comentamos previamente estas patologías son debidas a una sobre carga prolongada o súbita, y nos enfrentamos frecuentemente a ellas por pacientes que realizan subidas prolongadas en cuestas o por una mala posición en el asiento o pedales de la bicicleta.

La solución pasa por una corrección de la postura (aspectos técnicos) y/o por un reposo prolongado que dé lugar a su recuperación, siempre con supervisión médica ya que existen casos en los que se requiere la administración de medicamentos, terapias de rehabilitación o hasta una infiltración.

Otras tendinopatías menos frecuentes son la tendinitis del cuádriceps, tendinitis de la pata de ganso, tendinitis de isquiotibiales, tendinitis del tendón de Aquiles y tendinitis de la banda iliotibial. Básicamente todas se diagnostican clínicamente por el sitio de dolor y la exacerbación a la presión o movilidad de los mismos, se puede corroborar mediante estudios de ultrasonido o resonancia magnética. Y el tratamiento depende de la gravedad o severidad de los mismos, incluyendo el reposo, la rehabilitación, medicamentos desinflamatorios, analgésicos, y en ocasiones infiltraciones. Afortunadamente es extremadamente raro recurrir a tratamientos quirúrgicos, y actualmente existe una tendencia a nuevos tratamientos, los cuales están dando buenos resultados en relación a lesiones miotendinosas como son el plasma rico en plaquetas y la aplicación de toxoide tetánico.

4.      Lesiones musculares en el ciclismo

Las lesiones musculares más frecuentes en el ciclismo son las que afectan al músculo bíceps femoral por sobrecargas del mismo.

Otros ejemplos son las lesiones de los músculos del cuádriceps, los aductores, semitendinoso y semimembranoso, el sóleo, los gastrognemios, los cuales también pueden sufrir contracturas, calambres musculares y hasta desgarros. La gravedad de los mismos se manifiesta clínicamente por la intensidad del dolor, la limitación para la función, la presencia de equimosis (moretones), la exacerbación del dolor a la acción muscular, y se puede corroborar mediante estudios de imagen para tejidos blandos. El tratamiento al igual que los padecimientos tendinosos puede llegar a requerir hasta la inmovilización de la extremidad o su tratamiento intervencionista o quirúrgico de acuerdo a la gravedad. Junto con estas lesiones es importante también mencionar las fracturas por avulsión, las cuales se generan en los sitios de inserción muscular secundario a una contractura súbita y muy fuerte.

5.      Condromalacia o Condropatía

Estas lesiones aparecen con más frecuencia en rodillas que tienen alguna alteración en el eje mecánico de las extremidades pélvicas (rodillas en valgo o varo) o en rodillas con alteraciones en la congruencia articular patelofemoral (en la rótula). Esto genera una mayor presión hacia uno de los lados de la rótula, generando una sobre carga y aumento en el gasto del cartílago rotuliano. Es importante señalar que una flexión excesiva de la rodilla puede generar también sobre carga o aumento de la presión en el cartílago patelar, aun con un adecuado eje mecánico y una adecuada congruencia patelofemoral, por lo que la altura del sillín (inadecuadamente baja) será la causa principal. Cursa con dolor en la parte anterior de la rodilla, justo detrás de la rotula, que aumenta en actividades como conducir, subir o bajar rampas y escaleras, ponerse en cuclillas, o haciendo sentadillas.

Antes de realizar un tratamiento es más importante fomentar su prevención, tomando en cuenta los aspectos biomecánicos en relación al binomio ciclista-bicicleta, una adecuada nutrición e hidratación, un adecuado acondicionamiento físico con todo y calentamiento y estiramientos. Cuando el paciente presenta ya datos de un desgaste de cartílago. El tratamiento del desgaste de cartílago depende mucho del grado y la extensión del mismo, puede ir desde cambio de hábitos, suplementos alimenticios, terapias físicas de rehabilitación y fortalecimiento, visco suplementación mediante la aplicación de medicamentos intrarticulares (infiltraciones), o tratamientos quirúrgicos en lesiones aisladas principalmente secundarios a traumatismos. Cabe señalar que actualmente existe una tendencia a la aplicación de plasma rico en plaquetas, la cual no existe aún evidencia científica que sea el tratamiento más indicado en relación específicamente al desgaste de cartílago.

Cómo prevenir lesiones en el ciclismo

Realizar cualquier tipo de actividad deportiva, obviamente incluyendo al ciclismo, nos expone a posibles lesiones o padecimientos relacionados al mismo, pero cabe señalar que siempre será mayor el beneficio que nos trae el deporte en todos los aspectos, por lo que no debe de asustarnos toda esta información, pero que si es importante tomar en cuenta para prevenir en medida de lo posible todo tipo de lesiones.  Algunos consejos preventivos y recomendaciones para evitar lesiones en el ciclismo serían:

  1. Corregir errores posturales de la mano de especialistas en biomecánica del ciclismo, esto implica la adecuación de las medidas de la bicicletaa la altura y medidas corporales del ciclista.
  2. Ejercicios musculares para tener una musculatura eficaz, sin desequilibrios y reforzada en los músculos abdominales, torácicos y paravertebrales y de miembros pélvicos, lo que implica tener una buena flexibilidad, una buena capacidad muscular tiene un efecto protector frente a las lesiones.
  3. Hacer un buen calentamiento, y estiramiento antes y después de finalizar la sesión y terminarla con un enfriamiento progresivo.
  4. Verificar la simetría de los miembros inferiores con un ortopedista, así como la compensación del mismo en dado caso, de acuerdo a la severidad, tanto para los ajustes en la bicicleta como para la vida diaria.
  5. Por último pero no menos importante, en caso de lesiones o dolor, acudir con personal de salud calificado, médicos ortopedistas, médicos del deporte, médicos especialistas en rehabilitación.

WhatsApp Image 2020 10 26 at 4.09.52 PM 2

Bicicletas Eléctricas en México

Comentarios desactivados